Small Wars Journal

Publicación Centro Wilson: Construir Mejores Gendarmerías en México y el Triángulo Norte

Share this Post

Publicación Centro Wilson: Construir Mejores Gendarmerías en México y el Triángulo Norte

Michael L. Burgoyne

El siguiente trabajo es un resumen del estudio titulado Building Better Gendarmeries in Mexico and the Northern Triangle, publicado por el Instituto México del Centro Woodrow Wilson. El estudio completo se encuentra disponible aquí.

México y Centro América enfrentan una crisis de seguridad seria, causada por grupos delictivos poderosos y organizaciones criminales transnacionales. Sin mucha esperanza de una resolución inmediata para la violencia criminal militarizada, algunos países están recurriendo a organizaciones hibridas, mezclando capacidades policiacas y militares.

A pesar de más de diez años de iniciativas y reformas del sector de seguridad, México sufrió un número récord de 33,341 homicidios en 2018.[1]  Así mismo, en el Triángulo Norte de Centro América, integrado por Guatemala, El Salvador, y Honduras, la cifra de homicidios ascendió a 37.8 por 100,000 ciudadanos.[2]  En comparación, hay 5.3 homicidios por 100,000 personas en los Estado Unidos.[3]

Se enfrentaban amenazas criminales más allá de las capacidades de sus policías, que no sólo ponían en peligro la seguridad pública, sino también la seguridad nacional de sus países. De acuerdo a ello, los gobiernos decidieron usar sus fuerzas militares. Éstas tienen la potencia de fuego y entrenamiento para derrotar grupos criminales en combate, pero les faltan las habilidades que se hacen efectivas a las policías en el mantenimiento del orden público.

Llenando el vacío entre la fuerza militar y la policía, las Fuerzas Policiales para la Estabilidad (en adelante FPE) pueden operar en ámbitos no permisivos, incluyendo los encontrados en México y Centro América.[4]  Las FPE proporcionan una respuesta a amenazas internas que desafian la intervención de fuerzas policiacas normales. Estas fuerzas (FPE) de alta capacidad, como lo es la Gendarmerie Nationale de Francia, La Guardia Civil de España y el Carabinieri de Italia, comparten ciertas características comunes, las cuales proveen información a los encargados de la formulación de políticas de seguridad, así como a los profesionales de cooperación en seguridad de E.E.U.U que están apoyando a las FPE, para desarrollar mejores capacidades. Estas características incluyen lo siguiente: una narrativa histórica poderosa, experiencia en operaciones de policía de proximidad, capacidades orgánicas de investigación, y una relación simbiótica con la fiscalía.

1

Los Gendarmerie, Guardia Civil, y Carabinieri cuentan con una larga historia en sus países. Estas fuerzas se incorporan en la cultura de sus sociedades,  gozando de una fuerte percepción de legitimidad. Obviamente, no sería fácil replicar estas experiencias históricas y únicas. Sin embargo, aplicando modelos de cambios organizacionales, podría ser efectivo para mejorar las narrativas de una FPE nueva. Así como, el uso de instrucción militar puede inculcar un fuerte sentido de profesionalismo y de los valores institucionales en el personal de reciente ingreso.

Hoy en día, la capacidad militar varía entre las FPE. Sin embargo, en sus inicios, estas organizaciones mantenían una capacidad militar significativa para enfrentar delincuentes y movimientos guerrilleros. La situación actual en México y en el Triángulo Norte es similar a las experiencias iniciales de las FPE europeas. En ese contexto, las FPE en desarrollo podrían requerir una capacidad militar más robusta hasta que la consolidación del Estado ocurra. Los despliegues de las FPE en zonas de Guerra indican que la capacidad de operar en un ámbito conflictivo es crítica para crear las condiciones suficientes para operaciones de policía de proximidad contando con armas ligeras. Enfrentar amenazas criminales con capacidad militar, requiere de entrenamiento y equipo que las policías típicas no poseen.  Contar con capacidad militar es una ventaja distinta y característica vital de una FPE efectiva.

Aunque frecuentemente los desprestigian como una policía militarizada, los Gendarmerie, Guardia Civil, y Carabinieri desarrollan la mayor parte de sus esfuerzos realizando operaciones de policía de proximidad en su forma tradicional, donde trabajan con la comunidad para “…abordar las causas de crimen y reducir el miedo de desorden social por estrategias para resolver problemas, y colaboraciones entre la policía y la comunidad.”[5]  Esta experiencia es vital cuando las FPE requieren operar en un ámbito más peligroso con equipo militar. Frecuentemente, políticos y funcionarios no entienden esta dinámica mientras ellos buscan crear unidades de policía más poderosas para combatir amenazas criminales con capacidades militares.

Los miembros de los Gendarmerie, Guardia Civil, y Carabinieri son encomendados con poderes de investigación judicial. Esto es posible debido a un programa de entrenamiento robusto y a un proceso de reclutamiento competitivo que cada fuerza mantiene. Sin esta capacidad, la policía se convierte en una policía de proximidad únicamente, no mejor que un soldado, el cual, sólo es capaz de reaccionar cuando un crimen sucede inmediatamente enfrente de ellos. La autoridad de investigar faculta a los oficiales y permite mejores actividades policiacas. Como investigadores, las FPE trabajan conjuntamente con los procuradores y el sistema judicial. Sin este vínculo crítico  para trabajar con los jueces, las FPE tendrían éxito limitado. 

Otra característica común de las FPE es el enfoque de tutoría. El personal de las FPE cuenta con una carrera profesional  dentro de sus corporaciones, así mismo el programa de mentores, el cual es una tradición que se honra. Diego D’Elia, un teniente coronel del Carabinieri, advierte, “no se puede crear un Carabinieri por atender una escuela. Un Carabinieri es la combinación de instrucción, tutoría, y experiencia.”[6]

2

La Gendarmería Francesa, la Guardia Civil Española, y el Carabinieri Italiano combinan, de una manera efectiva, las capacidades militares con las experiencias en operaciones de policía de proximidad. Ellos proporcionan una posible respuesta a las amenazas criminales con capacidades militares. Mientras no todas las características de gendarmerías europeas son aplicables en México y en el Triángulo Norte, ellos aportan ideas interesantes respecto a una cultura de tutoría y profesionalismo de las cuales  se puede apoyar el desarrollo de FPE.

1

La capacidades militares y de policía de proximidad son dos lados de la misma moneda. Las FPE exitosas desarrollan a su personal para que ellos entiendan ambos aspectos. Tal como, la cooperación en seguridad estadounidense, incluyendo los esfuerzos del Departamento de Defensa, Departamento de Estado, y agencias de justicia y orden público, debe asegurar que ambos aspectos estén integrados en estrategias de cooperación y de seguridad. La Tutoría y la experiencia también son componentes críticos en el desarrollo del personal en las FPE. En los Estados Unidos simplemente no se tiene este tipo de tradición, así como la experiencia en sus policías. Proporcionar oportunidades de tutoría y experiencia requeriría la integración de socios europeos y de la OTAN. Finalmente, el desarrollo de los sistemas judiciales y de investigación es una consideración imprescindible. Mientras el conocimiento estadounidense en las FPE es limitado, Estados Unidos puede apoyar con contribuciones importantes en el desarrollo del sistema judicial y el entrenamiento de procuradores.  

End Notes

[1] Secretaria de Seguridad y Proteccion Ciudadana, Victimas de Delitos del Fuero Comun 2018, Mexico City, 20 January 2019, http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/nueva-metodologia/CNSP-V%C3%ADctimas-2018_dic18.pdf .

[2] Chris Dalby and Camilo Carranza, “InSight Crime’s 2018 Homicide Round-Up,” InSight Crime, 22 January 2019, https://www.insightcrime.org/news/analysis/insight-crime-2018-homicide-roundup/.

[3] “2017 Crime in the United States,” Washington, DC: Federal Bureau of Investigation, https://ucr.fbi.gov/crime-in-the-u.s/2017/crime-in-the-u.s.-2017/topic-pages/murder.

[4] Terrence Kelly, Seth G. Jones, James E. Barnett, Keith Crane, Robert C. Davis, and Carl Jenson, A Stability Police Force for the United States, Santa Monica: RAND, 2009, 1., https://www.rand.org/pubs/monographs/MG819.html.

[5] Bureau of Justice Statistics, “Community Policing,” https://www.bjs.gov/index.cfm?ty=tp&tid=81, (accessed 29 January 2019).

[6] Carabinieri Lieutenant Colonel Diego D’Elia, Interview by author, Vicenza, Italy, 18 December 2018.

 

Categories: El Centro

About the Author(s)

Michael L. Burgoyne, a U.S. Army Foreign Area Officer, has served in various policy and security cooperation positions in the Americas including assignments as the Army Attaché in Mexico and the Andean Ridge Desk Officer at U.S. Army South. He deployed twice in support of Operation Iraqi Freedom in command and staff positions. He is the coauthor of The Defense of Jisr al-Doreaa, a tactical primer on counterinsurgency. He holds an M.A. in Strategic Studies from the U.S. Army War College and an M.A. in Security Studies from Georgetown University. He is currently assigned as the Defense and Army Attaché in Kabul, Afghanistan.